Ir Arriba

Taller: Ganadería sostenible con herramientas digitales e inteligencia artificial en Uruguay

Montevideo, 4 de agosto de 2021. Con el objetivo de analizar los antecedentes en investigación, extensión y educación, e identificar las principales áreas de aplicación de las TICs en ganadería para definir prioridades y una estrategia de mayor impacto, se realizó el Taller “Ganadería sostenible con herramientas digitales e inteligencia artificial en Uruguay”.

El evento, organizado por el IICA, la Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, abordó temas como monitoreo en tiempo real del bienestar del ganado y la sostenibilidad de las pasturas; implementación de la agricultura digital en la investigación y la educación; sistemas de monitoreo de internet de las cosas (IoT) para la agricultura digital basados en la experiencia del NMSU Leyendecker Science Center; avances y desafíos en la aplicaciones de TICs en la ganadería uruguaya; agricultura digital inclusiva para la producción familiar; y perspectivas de la transformación digital en la producción agropecuaria.

Entre los participantes estuvieron Fernando Mattos, ministro de Ganadería Agricultura y Pesca de Uruguay, Rolando Flores, Decano ACES-NMSU, USA, José Bonica, Presidente del INIA y Manuel Otero, Director General del IICA.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca del Uruguay felicitó la iniciativa del IICA para trabajar sobre este tema que es fundamental para el país, destacando que la ganadería en Uruguay muestra importantes progresos en cuanto a incorporación de tecnología. 

“Hasta en los rincones más alejados de la geografía del país tenemos la presencia de tecnología con el Sistema de Trazabilidad, que tiene al 100% de los vacunos identificados con un doble juego de caravanas. Uno visual y otro electrónico, a efectos de capturar información que permita vincular a ese animal en un esquema de trazabilidad que es una herramienta fundamental como política de Estado en la determinación de los sistemas de seguimiento de los animales y que son la base de nuestra certificación sanitaria y nuestras garantías de calidad, de inocuidad y de certificación de procesos productivos que demostramos en nuestros productos exportables y obviamente también hacia las garantías al consumo de nuestra población” sostuvo Mattos.

Más allá de este ejemplo, mencionó que el Uruguay tiene una necesidad de mejorar su infraestructura en cuanto a comunicación. Es decir, la disponibilidad de internet de calidad en los rincones más alejados del país es un tema clave para reducir la brecha de oportunidades. “Sin perjuicio de los avances realizados, queda un camino a recorrer” concluyó.

El IICA desde su creación ha desempeñado un papel relevante en el desarrollo de una agricultura y un medio rural competitivos e incluyentes en sus países miembros, fortaleciendo capacidades, orientando la toma de decisiones y promoviendo innovaciones adecuadas a las distintas épocas a través del tiempo.

En este sentido, el Director General del IICA destacó: “estamos convencidos de que la agricultura digital nos ofrece la posibilidad de generar un cambio radical en los temas de productividad y sobre todo en la construcción de puentes en materia de sostenibilidad en toda la cadena de valor. Esto es lo que le va a permitir a nuestros productores acceder a información personalizada, procesable en tiempo real, lo cual podría revolucionar la forma en que mejoramos nuestros procesos productivos”.

A su vez, hizo citó una serie de trabajos realizados por el IICA en conjunto con el BID y Microsoft, que revelaron que un 67% de los habitantes de las zonas rurales de las Américas que no tiene acceso a internet de calidad, mientras que sólamente el 17% de los habitantes rurales son nativos digitales. Por eso, resulta clave la necesidad de inclusión de programas digitales para transformar amenazas en oportunidades.

“Estamos totalmente comprometidos con este tema. El futuro de la agricultura de la mano de la agricultura digital y de las tecnologías digitales ya llegó y queremos demostrarlo” subrayó Otero.

Por su parte, el Decano de la Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU), institución que  cuenta con una larga trayectoria en investigación, extensión y educación relacionados particularmente con las actividades sobre tecnologías de precisión en proyectos que contribuyen a la producción sostenible, valoró que dentro de este marco y viendo las necesidades para romper la brecha digital, que si no se toman acciones va a ser de una magnitud muy importante y va a tener un impacto económico en las poblaciones rurales más marginadas, es que resulta clave el desarrollo de tecnologías.

“Desde Nuevo México consideramos muy importante la participación en el desarrollo de tecnologías, ya sea tanto en la aplicación de inteligencia artificial como en la agricultura digital. La globalización es tal, que debemos buscar más soluciones compartidas. La conectividad como fenómeno complejo y multifactorial tiene como requerimiento lograr acceso a internet pero también formar recursos humanos para insertarse de manera efectiva y nosotros como universidad lo vemos fundamental” remarcó Rolando Flores.

José Bonica destacó la importancia de la relación de Uruguay con el ganado vacuno ya que, en un país de casi 3 millones y medio de personas, hay alrededor de 12 millones de vacas con una dotación de las más altas por área. 

“Las técnicas digitales hoy son un desafío porque son novedosas pero son una gran chance para producir más, mejor y para dar confianza a los consumidores de nuestros productos. Uruguay exporta más del 75% de lo que produce y tenemos que generar confianza en personas que no viven acá, que viven lejos y que consumen lo que producimos. La tecnología, la investigación, los datos precisos y la ciencia tienen que colaborar. Lo digital está llamado a jugar un rol más que importante en esto ” comentó el Presidente del INIA, en su intervención.

El destacado panel se completó con Derek Bailey, Don Edgar, Manoj Shukla y Mario Allegri de la Universidad Estatal de Nuevo México; Juan Manuel Soares de Lima y Walter Baethgen del INIA; Fernando López de la Confederación de Organizaciones de Productores Familiares del Mercosur Ampliado (COPROFAM); y Rodrigo Saldías, Representante del IICA en Uruguay.

Queda a la vista la importancia que tiene el sector ganadero en Uruguay. Un sector que tiene el desafío de mostrarle al mundo la forma en la que se produce en esta parte del mundo y agregarle valor. La forma de generar ese valor es a través de la tecnología y a través del acceso a herramientas tecnológicas. Herramientas tecnológicas que, en algunos casos, ayudarán a reducir la brecha, a trabajar en sectores y productores con diversas necesidades y, en otros casos a nivel más global, permitirán al sector ganadero uruguayo mostrar las capacidades que tiene. 

“Los sistemas de producción que tiene Uruguay, son los que deben ser potenciados con tecnología. Partimos de la base de que estamos frente a un sector en el que la trazabilidad es total y donde el desarrollo es exponencial en base a lo que ya se tiene. Entonces, queda claro el espíritu de co-creación o de construcción colectiva que se genera a partir de este tipo de intercambios, necesarios para la construcción de agendas a nivel institucional,  tanto público como privado, que apunten a la promoción de políticas públicas que ayuden al desarrollo del sector” manifestó Saldías en el cierre del evento.

Compromiso

El IICA y la NMSU firmaron un Memorando de Entendimiento en 2019 comprometiéndose, a través de la organización de talleres y seminarios técnicos, el desarrollo de herramientas digitales y la gestión de conocimientos, a desarrollar proyectos de interés que brinden impacto en las zonas rurales de América Latina y el Caribe.

Video completo del evento: bit.ly/3lg7r7E

 

Más información:

Rodrigo Saldías Spinetti

Representante del IICA en Uruguay

rodrigo.saldías@iica.int