Ir Arriba

Bolivia y Ecuador comparten información sobre la agricultura familiar de cada país para fortalecer a este sector clave para la seguridad alimentaria

En el evento, la Ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Eliane Capobianco, y el Ministro de Agricultura y Ganadería del Ecuador, Xavier Lazo, ahondaron en los avances de las dos naciones relacionados con sus políticas sobre agricultura familiar y desarrollo rural.
El Simposio permitió el intercambio de información con el fin de identificar las fortalezas y debilidades de la AF, sector protagonista para la reactivación económica y la seguridad alimentaria, como ha quedado de manifiesto en el contexto actual por el covid-19.

La Paz y Quito, 13 de agosto de 2020 (IICA). Ejecutar un proyecto binacional que fortalezca la agricultura familiar (AF) e impulse el desarrollo rural en Bolivia y Ecuador es lo que pretenden las autoridades agrícolas de ambos países con el apoyo de organismos como el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), entre otros.

Esto quedó de manifiesto durante el simposio virtual binacional “La agricultura familiar y el desarrollo rural”, organizado por la embajada de Ecuador en Bolivia, en homenaje a los 211 años del Primer Grito de Libertad dado en Quito, y a los 195 años de Independencia del Estado Plurinacional de Bolivia.

En el evento, la Ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Eliane Capobianco, y el Ministro de Agricultura y Ganadería del Ecuador, Xavier Lazo, ahondaron en los avances de las dos naciones relacionados con sus políticas sobre agricultura familiar y desarrollo rural.

Además, especialistas del IICA se encargaron de presentar un diagnóstico de la situación actual de la agricultura de pequeña escala de ambos países.

El intercambio de información permitirá identificar las fortalezas y debilidades de la AF, sector protagonista para la reactivación económica y la seguridad alimentaria, como ha quedado de manifiesto en el contexto actual por el covid-19.

“Queremos orientar la intervención integral del Estado para mejorar el desempeño y los resultados de los agricultores familiares, fomentar su acceso a factores de producción, servicios, bienes y manejo sostenible de los recursos; y favorecer la gestión de conocimiento para garantizar la sostenibilidad y las posibilidades de su desarrollo, de modo que sean más competitivos a través del valor agregado en sus productos”, explicó la ministra Capobianco.

Los principios de la estrategia de la agricultura familiar boliviana están basados en la sostenibilidad, la solidaridad, la productividad, la diversificación y la soberanía alimentaria.

En Bolivia la AF brinda el 80 % de los alimentos que se consumen en la canasta familiar. El país cuenta con 861 927 unidades productivas agropecuarias, de las cuales el 99 % son pequeños productores y medianos agricultores.

El ministro ecuatoriano Xavier Lazo remarcó que es clave que la “comunidad andina tenga una política unificada y el respaldo de la cooperación internacional para hacer que el rostro social de la agricultura familiar campesina sea más visible y llegue de forma directa”.

“Debemos desarrollar política pública realmente efectiva, que nos permita proteger a este sector, sacar a la gente de la pobreza, llevarlos a otro nivel de productividad y comercialización. Hoy la logística de acceso a los alimentos está cambiando y el sistema de comercialización está evolucionado y la agricultura campesina tiene que ser parte de ese proceso”, comentó.

Agregó estar “convencido de que la agricultura en pequeña escala inclusive puede ser más rentable que la agricultura en grandes extensiones”.

En Ecuador más de 1 688 000 personas son agricultores familiares campesinos y la AF constituye el 7,9 % de las actividades económicas nacionales.

Radiografía a la agricultura familiar

Durante el simposio el gerente del programa de Desarrollo Territorial y Agricultura Familiar del IICA, Mario León, presentó un sondeo aterrizado a la región andina sobre la AF, que realizó este organismo hemisférico durante mayo y junio a 118 referentes de 29 países de las Américas, para conocer a profundidad la realidad de esta actividad productiva en tiempos de pandemia.

El estudio completo puede ser descargado acá.

“Los referentes de la AF nos han dicho que en el caso de la región andina los productos más afectados son los granos básicos y cereales, raíces y tubérculos, las hortalizas, frutas y carnes. Un 94 % perciben repercusiones en la producción de la AF en la falta de transporte para la distribución de los productos, la escasez de insumos, el acceso a capital para financiamiento, y en materia de acopio y clasificación, falta de mano de obra y abastecimiento”, explicó León.

Resaltó también la importancia de establecer estrategias para intercambiar experiencias, consolidar espacios de diálogo e integración entre países para fortalecer la cooperación horizontal.

El representante del IICA en Bolivia, Santiago Vélez, acotó que “agricultura familiar es sinónimo de resiliencia, busca soluciones participativas y por sus características es uno de los bancos de mayor innovación y creatividad que deben adaptarse justamente en estos momentos de cambio en que vivimos”.

En tanto Margarita Baquero, especialista del IICA en Ecuador, presentó el proyecto Sello de la Agricultura Familia Campesina: comercialización asociativa e inclusiva en la frontera del Ecuador, que beneficiará a más de 1 800 familias de 60 organizaciones.

“Se busca permitir a pequeños productores alcanzar mercados diversificados, pero solucionando problemas básicos de temas organizacionales de la producción con buenas prácticas agrícolas y sensibilizar para un consumo responsable”, dijo Barquero.

En la región andina, el IICA está poniendo en práctica otros proyectos vinculados con la digitalización de la agricultura, la asistencia técnica, la extensión rural y los circuitos cortos de comercialización, también enfocándose en aspectos de conectividad en medios rurales y brecha digital de la AF.

“La agricultura familiar es un tema de suma importancia a nivel regional, nos atañe a todos, porque nos hemos dado cuenta de que es el sustento de la alimentación de todos nuestros pueblos y nuestra gente”, concluyó Rodolfo Campos, Representante del IICA en Ecuador.

Más información:
Santiago Vélez, Representante del IICA en Bolivia. 
santiago.velez@iica.int
 

Rodolfo Campos, Representante del IICA en Ecuador.

rodolfo.campos@iica.int