Ir Arriba

10 países de América Latina intercambiaron experiencias sobre el Sistema de Intensificación de Cultivo Arrocero

Ibagué. Para asegurar la competitividad y sostenibilidad de la producción arrocera en la región frente al cambio climático, se requiere de sistemas más eficientes, resilientes, y amigables con el ambiente.

Intercambio de experiencias y visita a parcelas.

Esta fue una de las principales conclusiones de los especialistas que participaron en el Segundo Intercambio Regional: Avances con Sistema de Intensificación de Cultivo Arrocero (SRI) en las Américas, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Federación Nacional de Arroceros de Colombia (FEDEARROZ), en el marco del Proyecto "Cultivar más con menos: Adaptación, validación y promoción del sistema intensivo del cultivo arrocero (SRI) en las Américas como una respuesta al cambio climático".

La actividad se llevó a cabo en la ciudad de Ibagué, Colombia, con el objetivo de intercambiar y compartir experiencias, lecciones aprendidas y oportunidades de mejora futura de SRI en las Américas. Además, compartir los resultados logrados de dos proyectos de SRI financiados por FONTAGRO y el GEF, intercambiar iniciativas en la región, e identificar próximos pasos para replicar la metodología en Latinoamérica y el Caribe. 

En el intercambio participaron representantes del sector arrocero y referentes agrícolas de Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Trinidad y Tobago, y Venezuela, quienes presentaron los resultados de su experiencia y avance en la práctica de producción de SRI.

SRI, es una metodología de producción de arroz agroecológica y climáticamente inteligente que ha mostrado beneficios ambientales, sociales y económicos,  incluyendo el uso más eficaz de agua y suelo, mayor productividad con menores insumos, y más resistencia a eventos extremos. Actualmente,  los países de las Américas que están implementando está práctica han aumentado el rendimiento de la producción y reducido el uso de semillas, agua y productos químicos.

Campesino de la región.

La jornada permitió que los asistentes visitaran las parcelas utilizadas para los ensayos ubicadas en lotes arroceros de la vereda Pueblo Nuevo y Parcelación San Carlos, propiedad de Nicéforo Lozano y Leocadio Bocanegra, agricultores de la región.  Allí, evidenciaron el rendimiento en la producción que tiene SIR, comparando con el trasplante convencional.

“En América Latina y el Caribe se han probado los principios del SRI y se han obtenido resultados positivos en varios países, por ello queremos que en República Dominicana y Colombia este proyecto tenga los mismos resultados para ayudar a reducir la vulnerabilidad al cambio climático de los pequeños productores de arroz”, expresó la Especialista en Agricultura y Cambio Climático del IICA, Kelly Witkowski.

Durante el intercambio  los participantes  resaltaron el potencial de este sistema y lo definieron con una excelente alternativa para la producción en regiones arroceras.

 

Más información: kelly.witkowski@iica.int - pilar.agudelo@iica.int