Ir Arriba

“Vivimos momentos en los que el sentido social y la solidaridad cobran la mayor relevancia”

Chiapas
Familias de bajos recursos de Chiapas acuden a la recepción de sus paquetes de ayuda alimentaria

México, 18 noviembre, 2020 (IICA).-. La pandemia provocada por el COVID-19 ha generado además de la emergencia sanitaria mundial, una crisis económica severa en la que los trabajadores han sido muy afectados llegando a sufrir la reducción de sus ingresos e incluso la pérdida de su empleo; pero también es en estos difíciles momentos, donde los espacios para la solidaridad se hacen presentes.

Personas que se ganan la vida trabajando en actividades como albañiles, meseros, garroteros, cocineros, comerciantes y vendedores de diversos artículos que van de puerta en puerta que practican el cambaceo, y quienes ofrecen sus servicios de limpieza, entre muchas otras tareas, han sido severamente impactados por la pandemia y buscan cómo cubrir sus necesidades básicas.

Este el caso de 171 familias del estado de Chiapas, quienes acudieron a recibir un paquete alimenticio donado por personal de la Representación del IICA en México y cuya entrega no podría haber sido posible sin el apoyo del Banco de Alimentos (BAMX), el cual aportó toda su experiencia en la entrega de las despensas y la Secretaría de Igualdad de Género (SEIGEN).

“Vivimos momentos en los que el sentido social y la solidaridad cobran la mayor relevancia, no somos ajenos a la difícil realidad por la que atraviesan los sectores más desprotegidos de la población” señaló Diego Montenegro, Representante del IICA en México, al ser consultado sobre los motivos de este acto de cooperación del personal de IICA México con las familias chiapanecas.

“Todavía hay personas con corazón y gracias a eso hoy recibimos una importante ayuda para la familia”, señala Rosalinda quien recibió su paquete alimenticio al igual que el resto de estas 171 familias 

Las despensas aportadas por personal del IICA beneficiaron a familias de las colonias Central Campesina Independiente y Monte Cristo, ubicadas al norte oriente de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, caracterizadas por un alto nivel de marginación y vulnerabilidad, aunado a carencias alimentarias. 

 El paquete contiene aceite vegetal, arroz, frijol, azúcar, producto lácteo, enlatado de verduras, chocolate, pasta, refrescos, malteadas, atún en lata, leche en polvo, jabón el polvo.

"Este paquete alimentario representa una gran ayuda para mi familia”, dice una madre de tres niños, mientras espera su turno en la fila para recibir la despensa que le sería entregada en un trabajo coordinado con la SEIGEN en Chiapas y el Banco de Alimentos del Centro de Chiapas, particularmente en la adquisición de los alimentos para integrar las despensas, la logística y traslado de las mismas, ubicando a familias que realmente requiere ser apoyadas.

Ella era trabajadora doméstica, pero la pandemia causada por el coronavirus la dejó sin empleo desde hace seis meses y ahora el ingreso familiar depende de su esposo quien es balconero y tiene que buscar otras oportunidades como pintor o albañil, para poder llevar sustento a su familia.

“A veces él logra sacar 300 pesos (14 USD) al día y con eso más o menos logramos sacar adelante a nuestra familia de 5 integrantes”, dice Rosalinda habitante del municipio de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas.

El señor Edgar cuenta que, en su colonia, Monte Cristo, la mayoría de las familias viven en casas con techo de lámina, piso de tierra y “paredes” de plástico y muchos de ellos se ganan la vida recolectando Pet, basura o todo lo que está a la mano para poder vender, pues no tienen un empleo formal.

“Los que tenían empleo los perdieron por el coronavirus al cerrar sus centros de trabajo, y sus ingresos han desaparecido, así es que las despensas que reciben son de gran ayuda para que sus familias reciban alimento”, señala.

Personal del instituto señala que el poder ayudar a familias con grandes carencias alimentarias en este momento de crisis generada por la pandemia, los llena de satisfacción y también de agradecimiento para quienes hicieron posible la entrega.

Para Olivia, quien desde hace más de 20 años laborando en el IICA, la satisfacción de poder poner un granito de arena con el apoyo de despensas a las familias de Chiapa, en este tiempo de pandemia, es una pequeña muestra de solidaridad con los más necesitados, por lo que además se agradece siempre a todas las personas involucradas en las entregas que estas lleguen a las manos adecuadas.

En vista de la pandemia, el BAMX y el gobierno del estado de Chiapas establecieron normas de higiene para que la entrega se llevara a cabo en un lugar abierto donde las personas citadas mantuvieron distancia de seguridad y todos los asistentes llevaban cubrebocas, guantes y se les proporcionaba gel antibacterial y alcohol.

El IICA-México reconoce el apoyo de BAMx-Chiapas y la SEIGEN, que posibilitó la entrega de las despensas a las familias de las Colonias Central Campesina Independiente y Monte Cristo, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

Más información:

diego.montenegro@iica.int