Ir Arriba

El IICA planifica contribuciones para reconstruir la agricultura de Bahamas

San José, 6 de septiembre de 2019 (IICA) – Con el dolor y el miedo aún presentes tras la devastación provocada por el huracán Dorian, cuyas consecuencias serán sentidas por años, el equipo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en Bahamas, liderado por la Representante encargada Shacara Lightbourne, reinició sus tareas, enfocadas principalmente en el objetivo de contribuir a la reconstrucción de la agricultura en el país.

Desde Nassau, donde reside, Shacara Lightbourne se mantuvo en contacto con el ministro de Agricultura y Recursos Marinos del país, Michael Pintard, cuya vivienda quedó literalmente bajó el agua en Grand Bahama y debió ser rescatado. Con el gobierno nuevamente en actividad plena tras la catástrofe climática que provocó al menos 20 muertos, el IICA participará de las discusiones sobre cómo recuperar la agricultura del país.

En las islas Ábaco y Grand Bahama continúan en marcha los esfuerzos de rescates y recuperación tras la histórica y monstruosa tormenta. El país recibió compromisos de donaciones y asistencia por parte de naciones como Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Dominica, Jamaica y el Reino Unido, así como de organizaciones de caridad y corporaciones privadas.

De acuerdo a una evaluación preliminar de los expertos del IICA en el terreno, tierras aptas para cultivos estarán destruidas por algún tiempo debido al ingreso de agua salada y necesitarán ser rehabilitadas para recuperar niveles productivos.

“Vamos a necesitar evaluar cómo hacemos agricultura en nuestro país. Necesitaremos dejar atrás métodos tradicionales de producir alimentos y avanzar a modelos de inteligencia climática en términos de energía, agua e recursos. Siendo un pequeño territorio insular debemos emplear la tecnología en todas las formas que podamos”, comentó Lightbourne.

“Necesitaremos la ayuda de científicos y agrónomos para ver cuál es la mejor forma de producir alimentos. Este es el peor huracán que he presenciado en mi vida. Todo está inundado”, agregó.

Ábaco es una isla muy relevante para la actividad del turismo y ahí se encuentra la planta de producción comercial de carne de aves más grande del país, también ahí se realizan actividades de hidroponía y acuicultura. La mitad de Ábaco está bajo el agua. Además de la cría de aves, Bahamas produce camote y hortalizas en ambientes protegidos, ahora destruidos por la inclemencia de Dorian.

Con una población en torno a las 400.000 personas, Bahamas necesitará más que nunca sistemas sostenibles de agricultura, con un elemento crucial: el agua. Bahamas no posee ríos en su territorio y depende completamente del agua de lluvia. 

También hay agua dulce bajo tierra, con Ábaco y Gran Bahama concentrando el recurso hídrico. El país necesitará técnicas de cosecha de agua tanto como ayuda en la limpieza, donaciones de ropa y alimentos. También será necesario el apoyo de expertos para encontrar la mejor manera de retomar la actividad agropecuaria y recuperar la capacidad productiva de los suelos.

Desde su sede central en Costa Rica, en tanto, el IICA conformó un grupo de crisis para asistir en forma inmediata a la agricultura de Bahamas.

“Entre las prioridades de la respuesta rápida del IICA está la articulación con otras agencias de cooperación, la reconstrucción de ambientes protegidos y la rehabilitación de las cadenas agropecuarias más relevantes para Bahamas”, dijo el Director General del IICA, Manuel Otero.

 

Más información:

Beverly Best, Directora de Relaciones Exteriores e Institucionales del IICA.

beverly.best@iica.int