Idiomas

  • Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura
  • Resultados, nuestro compromiso

Discuten impacto de las normas de origen en el comercio agrícola

Discuten impacto de las normas de origen en el comercio agrícola

Un foro virtual, apoyado por el IICA, permitió a cientos de interesados en el tema conocer a fondo las vías existentes para comerciar mediante esta medida no arancelaria.

Michel Chartier, coordinador de Relaciones Diplomáticas y protocolo; Adriana Campos, especialista en Comercio; Salvador Fernández, Director de Cooperación Técnica; y Nadia Monge, técnica en Comercio. 

San José. Con apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), expertos internacionales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del Centro de Comercio Internacional (CCI) abordaron el impacto que tienen las reglas de origen en el comercio agrícola de los países en desarrollo.

Un foro virtual, transmitido desde Ginebra, Suiza, permitió a cientos de interesados en el tema conocer más sobre estas medidas no arancelarias y promover el comercio agrícola para la sustentabilidad, el desarrollo económico y la seguridad alimentaria de los países.

De acuerdo con las especialistas en Comercio del IICA, Adriana Campos y Nadia Monge, las reglas de origen se utilizan para conocer de dónde es originario un producto y esto determina qué requisitos debe cumplir el producto para comercializarse en un país.

Estas pueden ser no-preferenciales, como las que establecen los países ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), o bien, preferenciales, como las que se negocian en los acuerdos de un área de libre comercio, las cuales incluyen concesiones arancelarias.

Los especialistas, de la OMC y del CCI, abordaron los retos que pueden existir en la negociación y aplicación de las estas normas en el comercio.

“Gran parte de los países de las Américas han suscrito y se encuentran negociando varios acuerdos de libre comercio, en los cuales las medidas no arancelarias y las normas de origen preferenciales se vuelven más complejas. Esto representa una serie de ventajas, pero también de retos para el sector empresarial que lleva a la práctica el comercio”, manifestó Campos.

Es importante, agregó, dar a conocer la diferencia que existe entre las reglas de origen preferenciales de las no-preferenciales para garantizar su correcta aplicación y evitar pérdidas para importadores y exportadores.

Los expositores del foro fueron Majda Petschen y Darlan Martí, de la OMC; y Cristian Ugarte y Úrsula Hermelink del CCI. En el evento participaron instituciones y actores nacionales y regionales. En total, se registraron 210 conexiones virtuales.

 

 

El evento fue transmitido de manera virtual a los 34 Estados Miembros del IICA, en total se reportaron 210 conexiones.

Impacto de las normas de origen en el comercio

Las normas de origen pueden tener diferentes impactos en el comercio agrícola: a nivel político, infraestructural y económico. De acuerdo con Monge, a nivel económico los efectos son más tangibles, sobre todo a nivel empresarial, pues una norma de origen puede significar un ahorro o un gran costo para comerciar un producto.

“Si un país europeo desea importar café tostado descafeinado centroamericano a la Unión Europea (UE), puede hacerlo por dos vías: usando el acuerdo entre la UE y Centroamérica (AACUE) –con un procedimiento de certificación de origen, o bien, sin usarlo; esto determina el porcentaje de arancel que pagaría un producto en el país europeo”, explicó.

Si el producto se certifica bajo el AACUE como originario de Centroamérica, continuó, pagará 0%, pero si no lo certifica, pagará el 9% (arancel NMF, “nación más favorecida”). “Suponiendo que los requisitos son fáciles para demostrar que es café centroamericano, esto representa un ahorro”, dijo.

Representa un costo elevado para las empresas, explicó, cuando los requisitos para demostrar que el café es de Centroamérica son complicados, por ejemplo, si hay que presentar muchos documentos, análisis de laboratorios, desplazamientos y se requiere gran inversión de tiempo. En este caso, es mejor sería mejor pagar un 10% de arancel o desistir de la transacción.

Para los gobiernos, el impacto podría estar en la inversión que se debe hacer en infraestructura, capacitación, agilidad de trámites y tecnología para verificar y asegurar que las normas de origen facilitan el comercio, lo cual repercute, por ejemplo, en una debida recolección de ingresos estatales y generación de divisas por concepto de aranceles. 

 

Más información:

Adriana Campos, especialista en comercio del IICA.

adriana.campos@iica.int

 

Nadia Monge, técnica en comercio del IICA.

nadia.monge@iica.int

 

Ir Arriba